Junio / Julio 2015

portada-jun

Durante las últimas semanas hemos estado viviendo situaciones políticas muy intensas que no veíamos en nuestro país desde hace mucho.  Los que, como yo,  hace tiempo rebasamos el medio siglo de vida,  recordamos un tiempo convulso en el que la injusticia provocó la insatisfacción de grandes grupos de la población y  los llevó en más de una ocasión a protestar masivamente.  Sin embargo esos eran tiempos de miedo e inseguridad, y no precisamente de la que sufrimos ahora.  En esos tiempos  el solo hecho de pensar diferente podía ser una sentencia de muerte.  Fruto de esos tiempos oscuros es mi generación. 

Una generación que creció con miedo a expresarse en el tema político.  Por supuesto hubo honrosas excepciones aunque muchos de ellos no vivieron para contarlo.   En general un gran porcentaje de guatemaltecos crecimos escuchando de nuestros mayores que la política no era un tema para nosotros y que el activismo en la misma, por natural y bueno que pareciera,  no nos traería nada positivo y en cambio,  si podría causarnos problemas muy serios.

Lo trágico fue que nos lo creímos y en mi caso particular por lo menos, la alternativa de cambio para el país que se me planteó tuvo que ver con prepararme, trabajar duro y enfocarme en la productividad personal para influir positivamente en Guatemala.  Lo malo fue que en ese proceso se fue dejando, en general,  la dirección y el gobierno del país en manos de los menos preparados, los menos productivos y en general los que solamente estaban buscando satisfacer sus ambiciones de riqueza y poder.  

El estira y encoge de las ideologías extremas azuzadas por la guerra fría fue creando una brecha grande entre los guatemaltecos que permitió a estas lacras políticas mantenernos desunidos y enfrentados.  Y al decir esto me refiero a ambas partes del espectro, tanto los que usufructuaron turnándose el poder político como los que nunca tuvieron acceso al mando por su misma incapacidad y falta de convocatoria.  Es en este contexto que satisface mucho el que una nueva generación de guatemaltecos esté protestando pacífica pero activamente,  demandando un fin a la apestosa corrupción que nos ha venido agobiando, justicia para todos los guatemaltecos, que se castigue a los ladrones y que podamos ver el futuro más claro con nuevos liderazgos que nos acompañen en la creación de una mejor nación para todos.

Guatemala y los guatemaltecos nos merecemos un futuro mejor, que sin demagogia ni clientelismo se usen los fondos que tributamos en obras que vengan a aliviar las necesidades más ingentes de la población, seguridad, educación y salud.  Adelante guatemaltecos, que cada quien asuma su papel,  pensemos bien antes de otorgarle nuestro voto al candidato que sea y sobre todo, tengamos presente siempre el que los funcionarios públicos están allí para servir al pueblo y no al revés, no permitamos más que el país siga inmerso en ese pozo abyecto de la corrupción.  No dejemos que nos manipulen, usemos nuestra inteligencia, exijamos capacidad y honradez, como si estuviéramos contratando a alguien para manejar nuestro propio negocio y patrimonio, con mayor razón para que alguien maneje por 4 años el destino de nuestra patria y de nuestros hijos.

En esta edición de la revista encontramos un artículo del INTECAP acerca de las tecnologías de información y comunicación (TICs).  Vemos que la clave no está en el acceso a la tecnología, la cual ha bajado mucho de precio y está disponible, sino en poder utilizarla adecuadamente para generar negocio y optimizar procesos.  Por tanto es clave el que exista un adecuado conocimiento a través de programas de  capacitación, implementar nuevos métodos organizativos, de comercialización y distribución.  En este momento lo básico para cualquier empresa es contar con conexión a Internet,  correo electrónico, página web y redes sociales, contando con esto y utilizándolo correctamente traerá más oportunidades de negocio, más eficiencia y productividad para su empresa.

El Lic. Oscar Díaz trata en su artículo sobre el camino por recorrer, haciendo alusión a los eventos socio políticos que hemos estado viviendo y el malestar que persiste en la mayoría de la ciudadanía.  Menciona Oscar algunos de los cambios que se proponen para enfocar nuestro país en un rumbo mejor, cambios a las leyes electoral y de partidos políticos, de la SAT, comisiones de postulación y exhorta a todos para que sigamos cumpliendo con nuestro trabajo y obligaciones para que el país siga adelante.  Un artículo lleno de pasión y amor por su país.

Nuestros colaboradores del Grupo ICT explican en su artículo el concepto del Big Data, que no es más que un término en el que se engloba el gran volumen de información que se está generando día a día como consecuencia de la digitalización de los procesos en las empresas,  los mensajes que enviamos y recibimos a través de las redes sociales, los dispositivos como GPS etc.  La clave está en lograr transformar este gran volumen de datos en información entendible que nos ayude a generar estrategias y planes de acción para los negocios.  Ya no hay empresa chiquita para manejar sus datos, si entendemos lo que esta sucediendo en nuestros negocios podremos formular las acciones que nos lleven a aumentar las ventas y la satisfacción de nuestros clientes.

En la Nota Verde, Andrea Cabarrús reflexiona acerca de la enorme contaminación que nos deja cada proceso electoral, claro esto no es más que un pico,  porque todos los días con o sin elecciones estamos generando basura que no se recicla ni se degrada naturalmente.  ¿Qué haremos con toda esta basura?  Andrea plantea algunas preguntas difíciles de responder pero que nos ayudan a crear conciencia y a tratar de favorecer productos e iniciativas que tengan un menor impacto en la contaminación de nuestro planeta.  

Pensando siempre en nuestra salud,  la Lic. Doris López nos habla de las dietas extremas,  y como algunas de ellas presentan riesgos mayores a los beneficios que pudieran traernos.  Doris nos detalla 8 razones para que renunciemos a estas dietas y propone que si realmente queremos reducir de peso debemos iniciar un cambio de estilo de vida en el que incluyamos el consumo cotidiano de alimentos saludables y el ejercicio como pilares fundamentales del cambio.  

Reciba la Revista

Descargue la versión digital en formato issuu de El Ferretero

logoexpo15

 

Gracias a nuestros anunciantes