Diciembre 2015 / Enero 2016

portadaoctpeq

Hemos llegado, con este numero, al 15º año editorial de la Revista El Ferretero.  Han circulado 80 ediciones de la misma y es apenas ahora que nos damos cuenta que la semilla que  sembramos  y que hemos venido  cuidando y abonando por todos estos años,  empieza a dar los frutos tan ansiados.  Cuando dimos inicio a éste proyecto, parecía que íbamos caminando contra el viento.  No existía en nuestro país una publicación con el enfoque y la dedicatoria tan clara como El Ferretero.   

Fueron nuestros objetivos el proveer a nuestra industria ferretera de un medio en el que pudieran interactuar proveedores de todo el ramo con los comerciantes de todo el país.  Así mismo nos propusimos crear contenidos editoriales objetivos y de calidad que con sencillez y concreción pudieran contribuir a hacer de nuestros ferreteros mejores comerciantes y mejores hombres y mujeres de negocios que al hacer crecer mas sanamente sus ferreterías pudieran ayudar a sus comunidades y con ello a la economía de nuestro país.  

Desde un principio nos propusimos el mantener separados los espacios comercializables de los contenidos editoriales, algo que no es usual en nuestro medio en el que se llenan las revistas a fuerza de vender anuncios ligados a publirreportajes del mismo anunciante.  Tampoco concedimos exclusividad a fabricante o producto alguno, aunque esto nos cerró de entrada las puertas de algunas empresas que acostumbraban  a contratar sus anuncios solamente si sus competidores no figuraban en la misma publicación.  Siento que, al llegar a estos primeros 15 años,  El Ferretero se ha convertido en un medio respetable y profesional, respetado por todos.

Nuestra experiencia nos había enseñado que una revista es mas útil si en ella el lector, o comprador en este caso, puede encontrar muchas opciones de productos similares para poder escoger el producto que mejor se adapte a sus requerimientos.  Esa misma fué y sigue siendo nuestra filosofía,  que aplicamos igualmente cuando pocos meses después llevamos a cabo la primera edición de Ferretexpo, la feria de la Ferretería y los Materiales para Construcción.  Muchos clientes potenciales se negaban a creer que los ferreteros de todo el país concurrirían a un evento nuevo y fueron solamente los mas audaces, los que decidieron unirse al proyecto desde la primera vez.

Tanto en El Ferretero, como en Ferretexpo, tenemos la suerte de contar con clientes que han estado con nosotros desde la primera revista y desde la primera feria.  Increíble, nuestro trabajo ha sido apreciado por muchos y nosotros hemos tenido la gran suerte de que a través del mismo hemos llegado a conocer y admirar a grandes ferreteros, a exitosos distribuidores a comerciantes superlativos.  Hemos conocido historias  de éxito y de trabajo duro, hemos llegado a poder llamar amigos a muchos de estos personajes que han abierto sus negocios y su corazón para servir d ejemplo vivo a otros comerciantes ferreteros que empiezan o que aún no han llegado a donde quieren llegar en la vida.

Personalmente me siento ahora, 15 años después, sumamente enriquecido, muchísimo más humilde y extremadamente agradecido con todos y cada uno de los fabricantes y distribuidores que han confiado y siguen confiando en El Ferretero y Ferretexpo para hacer llegar sus productos a todas las ferreterías del país; igualmente a los miles de ferreteros que cada dos meses esperan SU revista y que en cada visita que hacemos a cualquier rincón de Guatemala y El Salvador nos expresan su satisfacción de contar con ella completamente gratis.  Muy agradecido con todas las personas que en estos quince años han colaborado dentro del equipo de la revista y la feria, los que con mucho tino han participado con sus artículos y sus columnas de opinión, todos han puesto su granito de arena. Y finalmente, me siento bendecido de haber contado y seguir contando con mi esposa Elizabeth quien ha llevado con gran capacidad y cariño la coordinación y administración de ambos proyectos.  Gracias a todos.

Nuestra patria se encuentra en estos momentos, como muchas veces antes en una encrucijada.  Se ha electo democráticamente a un nuevo presidente para que, en la esperanza del pueblo,  gobierne con honradez y probidad, llevando a Guatemala por un sendero más claro y enfocado al bienestar de todos los chapines y no solamente de los políticos de turno.  Lo que hace esta coyuntura diferente a las del pasado es el hecho de que ahora el nuevo gobierno se topará con una sociedad civil alerta y dispuesta a salir a las calles ante cualquier circunstancia que se presente como reminiscencia del pasado.  Los Guatemaltecos estamos ansiosos de justicia, de gobernantes capaces y dedicados y pareciera que esta vez se esta dispuesto a cualquier cosa para evitar los desmanes de los políticos.  Buena suerte en el 2016 para Guatemala y los Guatemaltecos, eso sí, recordando aquel dicho que reza: “mientras más trabajo, más suerte tengo”.

Saludos cordiales a todos y que las Fiestas de Fin de Año sean de paz y felicidad para todos, y que el 2016 sea un año de bendiciones para todos.

 

 

 

 

Reciba la Revista

Descargue la versión digital en formato issuu de El Ferretero

logoexpo15

 

Gracias a nuestros anunciantes