DEJAR DE FUMAR SIN ENGORDAR CON ALIMENTACIÓN SALUDABLE

 

Son diversas las razones por la que una persona tras largos años de tener el hábito de fumar, toma la decisión de dejarlo, una de las razones principales suele ser por motivos de salud, debido a que el hábito de consumir tabaco es definitivamente dañino para el organismo de toda persona, pues provoca serias enfermedades.

Sin importar la razón personal, la decisión de dejar el hábito de fumar es una buena meta personal; sin embargo esa decisión no es tan fácil, toda vez que eliminar la adicción al tabaco es un proceso complicado que requiere de una seria disciplina y tiempo. Para los efectos de este artículo solamente resaltamos, que en el proceso de desintoxicación son muchos los fumadores que se preocupan por su peso ya que una de las consecuencias, es el aumento de libras dentro del proceso de dejar ese hábito.

El tabaco es un estimulante  por lo que acelera el metabolismo, esto quiere decir que se quema más energía estando en reposo, entonces al dejar de fumar se reduce este gasto extra de energía y por ende se acumulan las calorías y produce un aumento de peso.

Además ocurre algo evidente,  al dejar de fumar se sustituye el cigarro por “algo” que debe dar placer para ocupar el espacio del tiempo que dedicaban al mismo. Por lo general lo más accesible es la comida, entonces sumado a la menor quema de calorías y aumento de calorías por comida, se aumenta de peso. 

Para evitar el aumento de peso en el proceso de dejar el hábito de fumar, te resumo lo que puedes hacer con la comida:

1. Antes cuando sentías ansiedad y fumabas un cigarro te producía calma momentánea, ahora no te asustes si sientes que el apetito aumenta es algo normal y por lo mismo te sugiero llevar un control más estricto de tu alimentación de cantidad, calidad y horarios de comida.

2. Es importante que lleves horarios de comida así saber cuándo es ansiedad o realmente es hambre y poder picar. Para snacks te sugiero tener al alcance opciones altas en fibra como semillas, frutos secos, crudités de verduras (pepino, apio, zanahoria, pepinillos, elotitos, etc.), chocolate negro, fruta fresca y sobre todo si son crujientes para mayor saciedad y placer.

3.  No cortes el carbohidrato  sobre todo a la hora del almuerzo porque contienen triptófano que sacian y calman la ansiedad, entonces incluye pastas integrales, arroz integral, pan integral, quínoa, frijol parado, lentejas y cereales integrales en cantidades moderadas y de preferencia cocidos.

4.  Además puedes culminar la comida con un lácteo descremado sin azúcar porque también contienen triptófano que es un aminoácido relajante y así evitar querer fumar al final. 

5.  Procura estar lo más calmado posible porque en estado alterado es más fácil perder el control y caer en la comida o de nuevo en fumar, por ello es más fácil si limitas el consumo de alcohol, grandes cantidades de café o bebidas estimulantes.

6. También evita consumir bollería industrial porque aparte de ser muy calórica también contiene gran cantidad de azúcar lo que mantiene más nervioso y provoca que la glucosa en sangre se altere y den ganas de comer más rápido. Deja de llevar a casa u oficina panes dulces o cualquier producto azucarado.

7.  Si sientes la necesidad de tener algo en la boca continuamente puedes recurrir a los tradicionales chicles sin azúcar y a las infusiones o té sin azúcar relajantes.

8. Elimina los radicales libres que se han acunulado tras años de hábito en tu cuerpo, estos favorecen al envejecimiento prematuro de tejidos y formación de tumores, por lo que incluir alimentos ricos en vitamina A, E y B es ideal.

9. Apóyate de la comida saludable, bebe agua natural, toma una siesta, dedica tiempo al deporte y haz prácticas de respiración.

Es probable que al dejar de fumar no sea fácil adelgazar al mismo tiempo, pero al principio se evita engordar y posteriormente, cuando el metabolismo se regule y te hayas acostumbrado a los nuevos hábitos de alimentación, comenzaras el proceso de perder peso progresivamente.

!Ante una decisión de esta naturaleza, hay que tener paciencia y sobre todo estar muy relajado y comprometido!

 

¡Compartelo en tus redes sociales! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page