IMPORTANCIA DE LA CULTURA DE PREVENCIÓN

Al hablar de cultura nos referimos a la  acción de cultivar o practicar algo consecutivamente, porque hemos adoptado patrones a seguir; en cambio el término prevención es la acción y afecto de prevenir, en resumen es la  preparación para evitar anticipadamente riesgos, daños o eventos desfavorables. Para ambos términos podríamos concluir  que la cultura de prevención es el conjunto de actitudes  y prácticas que se adquieren para  prevenir riesgos o daños  ya sea hacia el ser humano o  al  ambiente de trabajo.

La cultura de prevención está directamente relacionada con el compromiso que  se tiene  con la salud, bienestar y control de pérdidas. Tras  el primer brote de COVID-19 en Wuhan en diciembre de 2019,  poco tiempo después  las empresas  fueron obligadas a   cancelar actividades para evitar la rápida propagación de la enfermedad; sin embargo  actuaron demasiado tarde, ya que el  11 de marzo la enfermedad se hallaba en más de 100 territorios a nivel mundial, y fue reconocida como una pandemia por la OMS.  

Los gobiernos,  orientados por la OMS  impusieron restricciones en actividades como  viajes, visitas, reuniones, entre otras,  para  evitar la propagación del virus. Las actividades tanto públicas como privadas fueron suspendidas  para cumplir con las ordenanzas gubernamentales; sin embargo  las actividades de consumo esencial  como  la  alimentación, electricidad,  telefonía entre otros, se les permitió  continuar con sus labores  cumpliendo protocolos  de desinfección otorgados por la OMS. El virus ha paralizado al mundo por completo, provocando la muerte de varias personas, también   temor,  desconfianza, inseguridad, debido a los decepcionantes reportes de contagio a nivel global. 

Ahora es el momento para  recapacitar, entender la necesidad de fomentar acciones que ayudarán a  concientizar a la sociedad sobre la importancia  del seguimiento de los  protocolos, procedimientos  que nos ayudarán a  salir adelante ante dicha calamidad.

Crear cultura preventiva  es formar para crear conciencia social, adoptar buena conducta y actitud responsable y respeto a las vidas ajenas,  considerando las consecuencias que de los  actos. 

¿En qué nivel se encuentra tu organización? 

PARKER (En el camino de la gestión de la seguridad y salud) (2006). Estableció  que la creación de una cultura preventiva es un camino progresivo en cinco niveles.

Fuente: Escala de cultura preventiva Parker y Hudson 2006

A continuación se describirán algunas recomendaciones para iniciar y  fomentar la cultura de prevención en las empresas:

  • Establezca una política de prevención,  esta debe tener por objeto prevenir accidentes, daños  o contagio de enfermedades por  consecuencia del trabajo.  
  • Definir los objetivos destinados a la prevención.
  • Establecer los mandos  o autoridades encargadas al seguimiento de  control  de prevención, accidentes y contagios.
  • Evaluar los riesgos y anticiparse  a los controles de prevención.
  • Integrar los protocolos establecidos nacionales e internacionales, según la actividad de las empresas. Para Guatemala  las  instrucciones sobre la prevención del covid se establecieron en el Acuerdo Gubernativo 79-2020.  
  • Complementar los planes de prevención con programas de salud. 

Felicitamos a las empresas que ya cuentan con sistemas de gestión  de prevención. Tenemos que reconocer que para  ellas   será más fácil la implementación de cambios y seguimiento, porque la cultura de prevención ya se encuentra en nivel generativo.  

La protección  y prevención es responsabilidad de todos, que nuestra  misión sea enfrentar la situación, continuar nuestros labores cuidando nuestra salud y la de los que nos rodean.

“INTECAP, tiene a disposición cursos cortos y  certificables en entornos virtuales de aprendizaje (100 % online), que pueden complementar su formación profesional en Seguridad Industrial y Ocupacional  y otras temáticas, con la facilidad de realizar su capacitación desde cualquier punto geográfico y en cualquier horario” 

Por Roselia Maldonado