NUEVO RÉGIMEN FEL

Es un hecho que las distintas empresas pertenecientes a la industria y el comercio en Guatemala, estarán en poco tiempo bajo el Régimen Tributario FEL, impuesto por la SAT.

En este sentido, lo mejor para cualquier dueño de negocio que quiera mantenerse a flote, será adoptar el régimen FEL y cumplirlo con un enfoque positivo y proactivo.

Es por ello que les presentamos algunos criterios con la perspectiva de ventajas que pueden darse para una PYME, de lo contrario, el proceso será más difícil de lo necesario.

Ventajas

Actualización Tecnológica

El régimen FEL está basado 100% en una plataforma tecnológica que es el Internet, y qué no? y quién no?. Todos los servicios de telefonía nos permiten una conexión constante vía Internet. Al aplicar el régimen FEL sencillamente estaremos utilizando un servicio más de Internet. Esto conlleva que tendremos que invertir en computadoras, las cuales podemos aprovechar para automatizar nuestros procesos administrativos, mejorar la comunicación con nuestros clientes y tener reportes que nos permitan tomar mejores decisiones en el futuro.

Ahorro de Tiempo

Cuando usted emite sus facturas a mano y sobre todo si un cliente compra varios productos, el tiempo que toma escribir los productos en la factura es bastante y usted ya sabe, el tiempo es dinero. Cuando utiliza el régimen FEL con un sistema de facturación, ese tiempo se reduce bastante, además de que los errores humanos se eliminan casi en su totalidad. Además ese ahorro de tiempo beneficia a su cliente, puesto que el tiempo de su cliente es valioso y si usted agiliza su proceso de facturación y cobro, él lo agradecerá.

Orden

Un beneficio de adherirse al régimen FEL es el orden de nuestra facturación. Ya no hay que preocuparse porque las facturas impresas puedan perderse. Con la facturación FEL usted puede emitir una factura las veces que lo necesite. Inclusive puede enviar a sus clientes la factura por email y todas las copias son validas.

Procesos Sin Fronteras

Que va de la mano con el ahorro del tiempo, al estar bajo el régimen FEL, no estamos amarrados a una oficina. Sus vendedores pueden emitir las facturas desde sus computadoras portátiles, tablets o celulares. Usted puede organizar eventos en hoteles o salones y vender sus productos sin problema. Solamente necesita tener un sistema que le permita facturar FEL y listo, puede entregar las facturas directamente al cliente no importando el lugar donde se encuentre.

Ahorro de Espacio

Con la facturación en papel, es indispensable que se almacenen las facturas emitidas por 4 años, lo que necesariamente provoca que usemos espacio de la bodega u oficina para archivarlas. Además, de que debemos preocuparnos porque estén seguras y no se vayan a perder o quemar, puesto que es nuestra responsabilidad presentarlas a la SAT si nos lo requieren. Con el régimen FEL esto ya no es necesario, todas las facturas se almacenan digitalmente, por lo que nos ahorramos todos los gastos que conlleva archivar facturas en papel.

No más colas

Cada vez que tenemos que hacer cola para cualquier actividad, nos viene a la mente lo lento, aburrido y agotador que eran los procesos en el pasado. Ahora con las innovaciones tecnológicas, cada vez son menos las situaciones que requieren que vayamos a una fila y esperar hasta que seamos atendidos.

Imagen

Es un hecho que las buenas impresiones benefician y fortalecen las relaciones de negocios. Y que mejor impresión que presentarnos ante nuestros clientes como empresas actualizadas y bajo el régimen FEL.

Confianza

Podemos vernos bien, pero debemos estar bien, y esto se logra demostrando en cualquier momento que nuestros negocios son serios y que cumplen con la reglamentación establecida.

Apertura a Nuevas Oportunidades

Cada vez que se amplía nuestro horizonte, podemos ver que existe un abanico de oportunidades. El uso de Internet en nuestro diario vivir, simplemente nos hace pensar sin limitaciones, claro que este planteamiento está dado siempre bajo un enfoque optimista.

Poco a poco empezamos a ver que lo que antes nos parecía incierto e incluso hasta imposible, ya es el pasado. Por ejemplo: Si ya tributamos en línea, entonces vendamos en línea, o abramos canales de comunicación en línea y así poco a poco vamos viendo qué podemos hacer más con menos.

Ahorro de Papel

Otra ventaja es el ahorro de papel, y esto no solo viene en favor de nuestro ahorro económico, sino también como una contribución indirecta con el medio ambiente ya que el uso de papel disminuye y es un granito de arena en la conservación de los árboles, en la disminución de desechos, etc.

Y qué mejor que demostrar estas ventajas de las cuales estamos tratando, que por medio de ejemplos.

Ejemplo 1

Somos ejemplo de aquellos que crecen bajo nuestro cuidado, nuestros hijos, qué mejor ejemplo que ser cumplidores con la parte que nos corresponde para hacer de nuestro país un mejor país.

Ejemplo 2

Recuerda todos los trámites necesarios para cuando se perdía una factura? y peor aún, si estas eran robadas? Esto simplemente desaparece en el Régimen FEL, y no será más un dolor de cabeza.

Ejemplo 3

Las facturas en papel, en el mejor de los casos se hacían en un formato de Excel o de Word, pero las que se hacían a mano, estas si estábamos sujetos a que la persona encargada tuviera desde buena letra hasta buena ortografía. Y si la impresora fallaba, o se acaba la tinta, se convertía en un verdadero problema para vender.

Continúa la Oportunidad de Trabajo

Para el gremio de los contadores, los que por años han presentado los formularios de las empresas a las que les trabajan, podrán continuar prestando este servicio. Simplemente pasarán de hacer formularios en papel, a realizarlo en forma electrónica. Es decir que seguirán siendo muy necesarios sus servicios y aún más, ya que si se esfuerzan por manejar con destreza todo lo que se se requiere para el régimen FEL, serán muy solicitados.

El régimen FEL vino para quedarse y es una excelente herramienta de actualización tecnológica y tributaria. Y es mejor enfrentarlo con una buena actitud, ya que de todos modos tarde o temprano deberemos hacerlo.

«Al que no cambia con el cambio, el cambio lo cambia.» (desconocido).