¿Cuál es el impacto del sector construcción en la recuperación económica de Guatemala?

El duro golpe que recibió la industria de la construcción en 2020 producto de la pandemia del covid-19, será revertido y se pronostica un año de bonanza y crecimiento del mercado.

El presente año se perfila a ser uno de los mejores para la industria de la construcción, luego de la caída de los indicadores en 2020 producto de los cierres totales y parciales que el sector vivió en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Según perspectivas del Banco de Guatemala (Banguat), el crecimiento podría ser de hasta un 7% durante el presente año, aunque algunos desarrolladores son más moderados y consideran que se podría alcanzar entre un 3% o 4%.

En 2020, luego de un crecimiento sostenido durante varios años registró una caída de -6% debido la contracción general en la economía que Guatemala ha experimentado. Sin embargo, de acuerdo a las cifras oficiales de la Cámara de la Construcción (CGC), para el último trimestre del año pasado ya se veía una recuperación en los principales indicadores.

Uno de estos, el Índice de Confianza del Sector Construcción, el cual entre marzo y septiembre fue negativo, pero para octubre ya registraba niveles de crecimiento y en la actualidad ya se encuentra en cifras positivas.

“Las circunstancias obligan a involucrar nuevas modalidad de trabajo para volver a ser productivos. El sector de la construcción volverá a liderar los indicadores macro económicos del país que conquisto años atrás”, resaltó el vicepresidente de la CGC, Xavier Andrade.

¿Qué esperar en 2021?

Guatemala espera para 2021 una reactivación económica, impulsada en gran medida por el sector construcción. La reactivación de obras de infraestructura vial será de vital importancia en este proceso.

De acuerdo con el presidente del Colegio de Ingenieros de Guatemala, Ing. Milton Santizo Carias, existen remanentes de proyectos que no se pudieron finalizar por el contexto de la pandemia y que se trasladan para este año. Además, “la inversión privada se vio robustecida a finales del último trimestre y se avizora un crecimiento lento pero sostenido”, resaltó.

Por otro lado, explicó que la construcción de puentes, carreteras y obra municipal tendrá un crecimiento durante este año, así como el sector de vivienda dese la iniciativa privada.

“Con pena he de reconocer que aprendimos que la prevención ha sido el principal factor que nos ha afectado, invertimos muy poco en prevención; la corrección y mitigación nos absorbe demasiados recursos y oportunidades”, resaltó el entrevistado en referencia a las lecciones del 2020.

En este sentido, comentó que están solicitando recursos al Congreso de la República para poder destinarlo por medio del Colegio de Ingenieros a programas de prevención y mitigación de daños en infraestructura y obra pública.

Fuente:

Luis Fernando Arevalo / Revista Construir